La semilla del diablo

•18/05/2011 • Dejar un comentario

Primero fue la glosolalia pentecostal:

“Al llegar el día de Pentecostés, estaban todos reunidos en un mismo lugar. De repente vino del cielo un ruido como el de una ráfaga de viento impetuoso, que lleno toda la casa en que se encontraban. Se les aparecieron unas lenguas como de fuego que se repartieron y se posaron sobre cada uno de ellos; quedaron todos llenos del Espíritu Santo y se pusieron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les concedía expresarse”. (Hch 2, 1-4)

“Había en Jerusalén hombres piadosos que allí residían, venidos de todas las naciones que hay bajo el cielo”. (Hch 2, 5)

“Todos estaban estupefactos y perplejos y se decían unos a otros; “¿Qué significa esto?” Otros en cambio decían riéndose: “¡Están llenos de mosto!” (Hch 2, 12)

El milagro de Pentecostés es afín a la glosolalia, pero aquí representa la misión universal de los apóstoles que restaura la unidad perdida en Babel. (Según refiere la edición francesa de la Biblia de Jerusalén en su edición de bolsillo de 1975)

Después; esta semilla de luz divina se expandió conquistando el Occidente conocido y el nuevo mundo allende el mar. Aunque precisó de pocas generaciones para devenir transgénica convirtiéndose en diabólica y germinando en todo lo contrario que su origen auguraba.

Para dar fe de ello paso a transcribir la traducción literal de lo dicho en un vídeo por John Perkins, ex Jefe de economía de Chas. T. Main. Inc. y autor de “Confesiones de un Sicario Económico”

“Identificamos un país con recursos, como petróleo. Después concertamos un enorme préstamo a ese país por parte del Banco Mundial o una de sus organizaciones hermanas. Pero el dinero nunca llega realmente a ese país sino que va a parar a nuestras grandes corporaciones para construir infraestructuras en ese país: plantas eléctricas, parques industriales, puertos… cosas que benefician a una minoría rica de ese país, además de a nuestras corporaciones, pero que realmente no llegan a la mayoría de la gente en absoluto. Sin embargo esa gente, el país entero, se queda soportando una enorme deuda. Es una deuda tan grande que no pueden devolverla, y eso es parte del plan… no pueden devolverla. Así que, en algún punto, los sicarios económicos vamos y les decimos: “Escucha, has perdido mucho dinero y no puedes pagar tu deuda, así que véndele tu petróleo muy barato a nuestras compañías petrolíferas, permítenos construir bases militares en tu país, o envía tropas a apoyar a las nuestras en algún lugar del mundo como Irak, o vota a nuestro favor en la próxima decisión dela ONU.

Privatizar la compañía eléctrica del país y su sistema de aguas y alcantarillado vendiéndonosla a nosotros, las corporaciones estadounidenses o a otras corporaciones multinacionales. Y esta situación se extiende y es muy típico que, de la forma en que trabajan el FMI y el Banco Mundial, dejen a un país con una deuda tan grande que de hecho no puedan pagarla. Y entonces les ofreces refinanciar la deuda, y pagar aún más intereses y exiges… este “quid pro quo”, lo que se llama condicionalidad o buen gobierno, que consiste básicamente en que ellos tienen que vender sus recursos, incluyendo muchos de sus servicios sociales, sus servicios públicos, a veces sus sistemas escolares, sus sistemas penales, sus sistemas de seguros… a corporaciones extranjeras. Así que es un golpe doble, triple… cuádruple. Ecuador, estuvo controlada por muchos años por dictadores a favor de EEUU, con frecuencia, relativamente brutales. En 1981 se decidió tener elecciones verdaderamente democráticas. Jaime Roldós se presentó como candidato y dijo que su objetivo principal como presidente sería asegurarse de que los recursos del Ecuador fueran usados para ayudar a las personas. ¡Y ganó! Abrumadoramente. Por muchos votos más, que cualquiera que haya ganado antes en Ecuador. Y empezó a implementar estas políticas. Para cerciorarse de que las ganancias provenientes de petróleo sirvieran para ayudar a su pueblo. Bueno… eso no nos gustó en EEUU.

Me enviaron como uno de tantos sicarios económicos a cambiar a Roldós. A corromperlo. A persuadirlo… a hacerle saber… ya sabes: “Está bien, puedes volverte muy rico, si tú y tu familia juegan nuestro juego. Pero si intentas continuar con esas políticas que has prometido… ¡tendrás que irte!”

No quiso escuchar. Fue asesinado. Apenas el avión se estrelló, toda el área fue controlada. los únicos autorizados fueron militares de una base estadounidense cercana, y algunos militares ecuatorianos. Cuando se inició la investigación dos de los testigos clave murieron en accidente de auto. Sucedieron muchas cosas extrañas alrededor del asesinato de Jaime Roldós. Tanto yo, como la mayoría de los que analizaron este caso, no tuvimos ninguna duda de que fue un asesinato. Y por supuesto, en mi posición de sicario económico obviamente esperaba que algo le sucedería a Jaime, ya fuera un golpe de estado, o un asesinato, no estaba seguro, pero tenía que ser eliminado porque no se estaba dejando corromper, de la manera que nosotros queríamos hacerlo.

Y de esta manera hemos creado realmente un imperio, pero lo hemos hecho muy sutilmente. Es clandestino.

Los imperios se construían militarmente en el pasado y todo el mundo sabía que era así. Los británicos sabían que estaban construyendo uno, los franceses, los alemanes, los romanos, los griegos… y estaban orgullosos de ello. Siempre tenían alguna excusa como extender la civilización o alguna religión, algo así… pero siempre sabían que lo estaban haciendo. Nosotros no. La mayoría de la gente de EEUU no tiene ni idea de que vivimos de los beneficios de este imperio clandestino. De que hoy hay más esclavitud en el mundo que nunca antes en la historia. Y de algún modo, nuestro gobierno es invisible gran parte del tiempo, y a uno u otro nivel son las corporaciones las que llevan a cabo las políticas.

Y una y otra vez, es la Corporatocracia la que forja las políticas del gobierno y luego las presenta al gobierno, y se convierten en políticas del gobierno. Así que hay una relación increíblemente íntima entre ellos. Esto no es ninguna teoría conspiratoria ni nada parecido. Esta gente no tiene que juntarse a conspirar para hacer cosas. Trabajan todos bajo un supuesto fundamental, y es que deben maximizar los beneficios sin importar el coste social o medioambiental.

El Banco Mundial y el FMI juegan ese papel a escala global. La trampa básica es simple: provocar el endeudamiento de un país, bien por su propia imprudencia o corrompiendo al líder de este país y entonces imponer “condicionalidades” o “políticas de ajuste estructural” que a menudo consisten el lo siguiente: devaluación de la moneda.

Cuando el valor de la moneda cae, lo mismo ocurre con todo lo valorado por ella. Esto pone los recursos indígenas a disposición de los países depredadores a una fracción de su valor real. Provoca grandes recortes en la financiación de programas sociales, que habitualmente incluyen la educación y el sistema sanitario, comprometiendo el bienestar e integridad de la sociedad dejando al público vulnerable a la explotación. También provoca la privatización de empresas públicas. Esto significa que sistemas socialmente importantes pueden ser adquiridos y regulados por corporaciones extranjeras que buscan beneficios.

A finales d los 60, El Banco Mundial intervino en Ecuador con grandes pŕestamos. Durante los 30 años siguientes la pobreza creció del 50 al 70%. El desempleo o empleo precario creció del 15% al 70%. La deuda pública aumentó de240 a16.000 millones, mientras que la proporción de recursos asignados a los pobres bajó del 20% al 6%. De hecho, para el año 2000, el 50% del presupuesto nacional de Ecuador tenía que asignarse al pago de la deuda.

Es importante comprender que el Banco Mundial es de hecho un banco de los EEUU, apoyando intereses estadounidenses. Ya que EEUU tiene derecho a veto sobre las decisiones como máximo proveedor de capital.”

Aquí termina, John Perkins, su exposición finalizando el vídeo con los rótulos que siguen:

¿Y de dónde sacó ese dinero?

Salió de:

1. Desde 1864, los EEUU posee un sistema monetario respaldado en DEUDA. Es decir el DINERO existe solo si hay DEUDA.

2. En 1913, Se firma el acta dela RESERVA FEDERAL, se funda como un Banco Privado, con capacidad de emitir DINERO.

3. En 1944, después de la guerra, en la conferencia de Bretton Woods establecen al Dólar como moneda para el comercio internacional y se crea el FMI y el Banco Mundial.

4. En 1971, EEUU abandonó el patrón oro, contraviniendo lo acordado en la conferencia de Bretton Woods, a partir de ahí el dólar se convirtió en la única referencia para las demás monedas del mundo.

5. Desde 1990, EEUU tiene Balanza Comercial negativa, es decir: Gasta más de lo que Produce, la diferencia la paga con Dólares.

“Hay dos formas de conquistar y esclavizar a una nación, una es con la espada, la otra es con la deuda”

John Adams (1735-1826)

“Nadie es más esclavo que aquel que falsamente se cree libre”

Goethe (1749-1832)

————————-

                      

Para seguir indagando en el tema se pueden visitar otros vídeos del “sicario” donde se refiere a Colombia y Venezuela:

http://comunidad.uach.mx/rarroyo/resumenes/403ConfesionesDeUnSicarioEconomico.pdf

Anuncios

Lanzamiento mundial de “El Evaristo”

•25/01/2011 • Dejar un comentario

 

Panfleto publicitario de "El Evaristo"

 

Sale a la luz “El Evaristo”. Una guía práctica manual, dirigida a principiantes y avanzados entusiastas, para la interpretación de la Carta Astral. Ha sido elaborada a la luz de la experiencia recogida por los sabios de la tradición astrológica como: Hermes Trismegisto, Ptolomeo, Doroteo de Sidón, Messahallah, Ben Ezra, Ben Ragel y otros maestros. Así como por la de expertos contemporáneos como: Pedro Fernández, Demetrio Santos, Stephen Arroyo, Miguel García, André Barbault, Geoffrey Cornelius, Maggie Hyde, Jones, Weiss, Ruperti, Huber, etc. Ha sido nuestra pretensión, al abordarla, la de proporcionar pautas e información suficientes, con las que el enamorado aprendiz pueda embarcar en la nave astrológica para surcar los mares del conocimiento, buceando en el paralelismo analógico que engarza su universo interior con el cosmos celeste. Entreabrimos, para ello, algunas de las puertas de acceso a la inagotable imaginería simbólica que desvela los misterios de este rico, complejo y antiquísimo lenguaje. Reiterando, a su vez, la consabida advertencia de que debe integrarse en una más amplia red interactiva de conclusiones diversas. Y siendo conscientes de no insinuar, con nuestra investigación, sino un reducido número de vías posibles, someramente esbozadas, así lo ofrecemos para su aprovechamiento. Además de las conclusiones extraídas de los ilustres mencionados, incluimos una guía de interpretación de cuño propio a la que llamamos “guía evaristina” tratada en el segundo capítulo titulado “El camino del planeta en la carta natal”. Completamos la obra con un vocabulario de términos utilizados por los antiguos, con el que pretendemos recoger el brillo imaginativo que el lenguaje astrológico tuviera antaño.

Í    N    D    I    C    E

1. CLAVES DE APROXIMACIÓN AL LENGUAJE ASTROLÓGICO

1.1. La Rueda de la Fortuna

1.2. Analógica zodiacal

1.3. Analógica planetaria

1.4. En clave reducida

2. EL CAMINO DEL PLANETA EN LA CARTA NATAL

2.1. Guía evaristina de los cinco pasos

2.2. ¿Qué planeta es? (Planetas)

2.3. ¿Dónde está situado? (Zodíaco)

2.4. ¿Cómo se presenta? (Dignidades)

2.5. ¿Con quién viene? (Aspectos)

2.6. ¿A dónde va? (Casas)

3. RUTAS INTERPRETATIVAS

3.1. Configuraciones planetarias

3.2. Principales figuras de aspectos

3.3. Rutas ponderativas de factores dominantes

3.4. Ruta de los factores vitales

3.5. Ruta de interpretación general

3.6. Ruta de la fortuna

3.7. Rutas del amor

3.8. Rutas de casas

3.9. Rutas progresivas

3.10. Ruta Horaria

3.11. Ruta de las Partes

4. TABLAS Y MAPAS CONCEPTUALES

4.1. Mapa de planetas

4.2. Tablas zodiacales

4.3. Tabla de dignidades planetarias

4.4. Mapa de aspectos

4.5. Tabla de aspectos

4.6. Tabla de afinidades planetarias

4.7. Mapa de casas

4.8. Cuadro de casas

5. VOCABULARIO ANTIGUO

NOTAS BIBLIOGRÁFICAS

 

PUEDES ADQUIRIR ESTE LIBRO EN EDICIÓN RÚSTICA DE PASTA BLANDA

O EN EDICIÓN DIGITAL DESDE NUESTRO ENLACE “LA TIENDA DE IF”

Los que pasamos de 50

•24/01/2011 • 1 comentario

Los que nacimos hace cincuenta años en España, nos encontramos con que veíamos en color pero la vida era en blanco y negro porque así la pintaban nuestros mayores. Un dictador desilustrado al que le daban miedo los libros (véase sino la cara de pasmo y acongoje que transmite la foto) se lo sacudió de encima imponiendo el horror sobre sus conciudadanos con la manoseada consigna de por la patria con honor (utilizada reiteradamente como excusa, en cualquier parte del mundo, por dementes acomplejados con excesivo poder) a la sombra del capital y de la clerigalla holgazana, misógina, obsoleta, teocrática y anclada en la edad media desde la que viene engordando bajo el sayo a base de comer sin apenas trabajar.

Me pregunto por qué no se ocupan los psicólogos, tantos como hay, y que se forman, supuestamente, para aliviarnos de nuestras desdichas mentales, de realizar exhaustivos trabajos de investigación que saquen a la luz la verdadera enjundia personal en la que germinaron tantos monstruos que la historia ha sufrido, pasando por “salvapatrias” y grandes conquistadores, para divulgarlo y poder reconocerlos antes de que sea inevitable. Imagino que ello no les resulte fácil teniendo que lidiar sus propios conflictos mentales, los cuales les han llevado, en la mayoría de los casos a inclinarse por el estudio de semejante disciplina. Salvo contadas excepciones, no tengo buena opinión del gremio, es por eso que conservo la “p” inicial de pedorreo al referirme a su oficio.

Volviendo al tema: transcurrió nuestra infancia entrando y saliendo de la burbuja ilusionada de nuestras fantasías a una realidad hostil por la que campaba el tío del saco llevándose a los niños que se aventuraban sin compañía. La infancia fue austera pero espoleó nuestra imaginación e ingenio. La adolescencia fue turbulenta y rebelde. La juventud, de algunos, no conoció la desidia, pujante e ilusionada, optimista, arriesgada, incansable e ingenua, con fe ciega en darle la vuelta al mundo gris, virado al sepia, que habíamos heredado. Hasta aquí, todo bien. Pero cuando hicimos desaparecer los fantasmas, cuando rompimos los corsés de esa sociedad opresiva  para respirar el aire fresco a bocanadas, apenas exhalando el aire deleitoso perdimos la motivación que nos había empujado. Como por dictado del péndulo que al otro extremo vuelve, abrazamos una vida de moral relajada. Mucha gente creyó que lo siguiente era amasar capitales de cualquier manera porque ya si se podía. Cuando teníamos veinte años estábamos convencidos de que la penuria económica que vivieron nuestros padres era cosa enterrada para siempre, pues el cuerno de la abundancia nos parecía inagotable. Lejos de eso, ha resultado ser que éramos “más tontos que Abundio”. A ver qué hacemos ahora, después de habernos creído ser lo que no éramos. Ahora que somos cada día más pobres y vulnerables, más conscientes de lo peleles que somos de los mercados que manejan esas gentes del demonio sin el más mínimo sexapil. Cara de bobo, mirando a los libros, tenía el dictador mediocre que nos jodió durante 40 años. Cómo serán las de los ladinos que especulan con el dinero de los que dan el callo, seguro que más irónicas y con el aire de superioridad de quienes se consideran los más listos de entre la turba sentimental e ignorante que navega, indolente, sin saber dónde está el puerto ni la fuerza con que arrastran las corrientes submarinas.

Mozas cascando en el río

•13/01/2011 • Dejar un comentario

JOVEN (lavándose el coño en el río)

¿Quién alcanzara una estrella que al desamor cegara  por siempre en mi corazón?

¿Quién susurrara al viento los secretos escondidos que guardo dentro de mí?

¡Es el amor quien me empuja a la frenética pasión!

¿Quién, sino él, sería aquél que mis desvelos urde?

VIEJA

No “tiés tontura” tú, niña. No te laves tanto el coño, no se vaya a encodrijar.

JOVEN

De nada serviría que tú te lavaras la lengua, porque aunque se encodrijara te quedaría el veneno; que eres como las zorras viejas que al quedarse sin consorte van robando madrigueras.

VIEJA

Tu lengua, en cambio, es ligera. Como ligeros los juicios a los que la pubertad empuja. No tengo por intención desairar tu corazón, no pretendo oscurecer  tu color primaveral; pero debote advertir que la ilusión torna pena si al corazón generoso le crecen las malas yerbas del capricho.

JOVEN

¿Estuviste enamorada? ¿Tocó alguna vez tu puerta la dicha que me reclama? ¿Sabes tú de lo que yo hablo?

VIEJA

No lo dudes, criatura, conozco los dulces dones que al alma trae la ternura, he gozado del ardor de la pasión encendida, me ha arrebatado el vuelo del amor ilusionado. Recuerdo el primer amor que me abrazó en la espesura, era de apuesto galán, como son siempre los primeros; y aunque poco me duró supo encender mi piel y marcarme con su hierro…  De niña bajaba al río con la cesta de la ropa que mi madre lavaba, y mientras ella llegaba yo recogía chinas redondas de la ribera, metía los pies en el agua y me sentaba en la orilla a escuchar los pajaritos; una vez vi a un herrerillo que iba y venía a su nido, supuse que a alimentar a alguno de sus polluelos, y entonces soñé que algún día yo tendría una familia con retoños regordetes a los que alimentaría, a los que podría enseñar a mirar entre las ramas; y quise crecer deprisa como los remolinos de hojas que el viento forma en otoño cuando sopla airado, e imaginaba, en mi casa, al hombre que yo amaría, encender la chimenea para contar, calentitos, mil cuentos del pasado y otros tantos inventados. Pero no siempre se cumplen los sueños que en la infancia medran. Y aquél hombre soñado que en mi mente dibujaba no tuvo a bien presentarse.

JOVEN

¿Y por qué no lo buscaste si tanto lo deseabas? ¿Acaso te faltó el valor, la elocuencia o el ingenio? ¿Acaso se te acercó y de tu aspereza huyó? ¿O fue que tus blandas manos no supieron sujetarlo?

VIEJA

Anduve con  cuatro de ellos, siempre buscando al mismo, pero no supe encontrarlo. Eran cuatro muleros, acostumbrados a yeguas, a los que quise atar corto para manejar la rienda. Pero los hombres de calle, mal aguantan la collera, su incontinencia es el filo que toda atadura sesga; su ardor es puro fuego que no prende sin yesca, su ternura efímera como la brisa y su abrazo fantasmal como la niebla. Hube un quinto luego, que guardaba mi casa todas las horas del día, que procuraba la hogaza y la leña del hogar, pero no traía canciones ni calentaba mi cama, tampoco estuvo de Dios que los hijos me trajera; trabajando y engordando se consumieron sus días hasta que una tarde aciaga el río se lo llevó.

JOVEN

Por el vaho de tu boca fluye moho de derrota que abona  la melancolía. Escucho estas confidencias con la dignidad que merece toda historia personal, todo camino emprendido a través del laberinto agridulce que cada vida recorre en busca de su contento. Mas, como fruto contingente que de la semilla nace, así es la flor que a cada cual nos engalana. Rehuyo, pues, tu triste ejemplo, ya que en nada me ayuda, más bien enturbia la ilusión que me anima nublando mi ingenuidad, empañándola de miedo. Quiero montar mi ilusión en el carro de la dicha. Comprende que te prejuzgue y tus palabras desdeñe.

VIEJA

Dices bien, y no pretendo que mi desdicha te turbe. Sino hacerte ver lo que aprendí cuando busque al amor creyendo saber lo que era, convencida de saber lo que buscaba, creyendo conocerme a mí y al objeto de mi deseo. Sin embargo; descubrí que el amado se presenta, inesperado, solo cuando le complace. Y más importante aún; saber que cuando llegue, si es que te encuentra despierta, has de aprender quién es y no moldearlo a tu antojo; has de aprender a amar, cosa que se desconoce antes de que él se presente, dado que el amor a sí mismo es regalo del instinto, algo con lo que se nace, ficha para el juego de vivir con que la naturaleza obliga; pero al amor ajeno y al ser amado se les desconoce, y tanto el uno como el otro, pues se hacen la misma cosa en la persona elegida, precisan de aprendizaje; y aprenderlo es sufrir el desamor de sí mismo para transformarse en un ser distinto: en alguien que ama, pues antes solo se es superviviente. Sin metamorfosis no hay amor. Sin amor no hay alma que torne en luz. Sin él; todo humano torna bestia.

JOVEN

¿Y cómo, sabes tú estas cosas, no habiendo hallado el consuelo que tu corazón buscaba?

VIEJA

Porque el dolor de no hallarlo, y el tiempo que se te escapa, embrollan los pensamientos obturando los filtros con que la razón discierne torpemente en asuntos del corazón; y es cuando este, desolado, agudiza la intuición  que de certero dardo alcanza el blanco del saber que persigue. Pero no es goce, el saber, que al sentir y al vivir iguale; mas si es vanidad el saber y efímero es el sentir, aceptemos todo reto que nuestra condición transforme. Empecemos aceptando nuestra propia incertidumbre que se maneja entre leyes que la naturaleza dicta. Aceptemos festejando nuestra condición de únicos y libres en el breve plazo entre nacer y morir. Disfrutemos y suframos asumiendo y conservando esta dicha.

JOVEN

Veo que no has vivido en vano, haciendo trocar dulzor la amargura de sufrir. Agradezco tu consejo y espero que la cordura me asista si el desconsuelo me alcanza.

CORO

Danzad cuando el sol calienta. Remangaos las sallas que vienen los trovadores.

Avivad vuestras quimeras con sus dulces melodías. No derraméis la copa del licor que os ofrecen

La dicha efímera

•09/12/2010 • Dejar un comentario

La lluvia cae pertinaz sobre el vigía en la atalaya

La sombra, siempre escondida, tiene la piel muy blanca

No hay tregua ni consuelo para lo que el tiempo prende

Con hilo inconsistente se enhebran las pasiones

Todo surge de la dicha que propicia su presencia

Se desvanece el instante al consumarse el deseo

¡Que otro muerda el polvo!

•06/12/2010 • 1 comentario

Soy controlador aéreo, tengo un trabajo cojonudo, es de mucha responsabilidad (hay muchas vidas en juego) pero sólo moral, porque ningún controlador ha ido a la cárcel tras los accidentes que ha habido, y como soy ateo tampoco hay problema. No paso frio ni calor. No puedo trabajar más de 1.500 horas al año porque me estreso. Que la media de un currito normal sea de 2.000 horas, si es que trabaja todo el año, es su problema. Si el país en que vivo está pasando una crisis que le ”cruje el ato”, no es culpa mía, ni me importa, ni me afecta porque yo gano más de cuarenta millones de pesetas al año. También hay otros que ganan eso y mucho más, sólo especulando y defraudando al fisco. Yo, como todo hijo de vecino, quiero trabajar menos y ganar más, por eso abandono mi puesto y dejo empantanado a cientos de miles de ciudadanos de mi país, causando innumerables estragos personales y perdidas de cientos de miles de euros a ciudadanos y empresas; yo lo siento mucho, pero quiero que me entiendan, lo único que hago es defender mis derechos de privilegio; que no me hablen de deberes ciudadanos porque yo cumplo mi horario laboral y pago mis impuestos: ¿Qué más quieren? ¿Creen acaso que soy una ONG? Los problemas que los solucione el gobierno. Nosotros somos muy pocos y no nos pueden sustituir. Nuestro trabajo es imprescindible para el tráfico aéreo. Si nos negamos a trabajar podemos paralizar el país y colapsar Europa. Nuestros sindicalistas, a los que pagamos bien, dicen que somos fuertes en nuestra posición de privilegio. Por eso pedimos más. Por eso no tenemos hartura, ni civismo, ni vergüenza.

Soy hostelero, he abierto un bar de comidas en mi pueblo, trabajo más de 2.800 horas al año, solo libro un día a la semana y no es para descansar sino para resolver mis asuntos personales pendientes. Es un curro duro pero estoy contento de poder trabajar. No gano mucho pero si para vivir dignamente. Una mañana, después de las doce, se presentó un tipo trajeado, con cara de gilipollas y aires de comercial, estirándome su mano flácida, balbuciendo la vacua retahíla del hipócrita que viene a darte la puñalada. Era un ejecutivo de la SGAE (Saqueo General de Autores y Estafas) que venía a multarme por poner la música que me gusta, en mi casa, para agradarle la estancia a mis clientes. Me dijo que la versión de las Cuatro Estaciones de Vivaldi que sonaba era una que Teddy Bautista grabó hace más de cuarenta años y que debía de pagar un impuesto por ello, porque así lo dice la ley. Yo le pregunté que para quién iba a ser el dinero de la multa. Me dijo que un pequeño porcentaje iría para el autor, porque el pobre llevaba cuarenta años sin producir nada más; y el resto para los que se habían inventado el truco del saqueo, entre los que se encontraba el mentado autor y otros cuantos músicos, venidos a menos, que ejercían funciones administrativas en la truculenta Sociedad. Fue tan sincera su respuesta que le pagué sin más y se marchó. Al cabo de un rato, sacándole lustre al mostrador de aluminio cromado, me acordé de un documental de la tele en que salía un músico diciendo que tenía registradas unas 200 obras en la SGAE pero que jamás había recibido un duro a pesar de haberlas escuchado en multitud de sitios. Reparé en que no le había preguntado al inoportuno recaudador en qué documento público podrían verse reflejados los movimientos financieros de la siniestra Sociedad. Vi, entonces, mi rostro en el metal que pulía y reflejaba la cara de un gilipollas mucho mayor que la del que me había estafado. Me cagué en ningún dios jurando en arameo buscando la implicación de la clientela, pero todos miraron para otro lado asintiendo.

El caso es no tener hartura, no estar contento con nada, hincharse hasta reventar. Civismo y mesura son términos que premeditadamente se ignoran. Mirar para otro lado es la norma general para evitar problemas y obtener complacencia. Díganme, a ver si no, adónde miraba Bogart, liándose el cigarrillo, con su mujer al lado.



Cucharada y paso atrás

•22/11/2010 • Dejar un comentario

Una madre tuvo un hijo, hermoso como la aurora, al que educó como a un príncipe en las tres reglas sagradas.

Hizole de corazón amable, cabeza sensata y manos laboriosas.

Al correr del tiempo, en la enseñanza materna, creció en sabiduría. Por la justa armonía de sus obras fue querido y erigido en jefe por el resto de las gentes para regir los destinos de su pueblo. Sentado ya en el trono dirigió con mano cierta durante un notable periodo, celebrando una tras otra las mejoras realizadas. Más; tantos fueron los brindis que sintióse como un dios. Engreído en su orgullo y embriagado de poder, perdió el corazón y la cabeza, y las obras de sus manos, otrora armoniosas, fabricaron la locura.

Las obras de los hombres las inspira el corazón amable, las proyecta la cabeza sensata y las manos laboriosas la ejecutan, si es que han de ser éstas buenas y justas, pero son también caducas como el autor de las mismas.

¡Cucharada y paso atrás! Pues, en agua que se estanca todo lo vivo se pudre.