Rescate interestelar

Espectáculo de guiñol para aprender a querer al sol

Personajes

Solete

Controlador de vuelo

Lupo

Diamantina

Sombra del sol

Seep el uranita

Escena primera. Parlamento del sol

Solete (canturreandillo) Oh, la la. ¡Hola amiguitos! ¿Sabéis quién soy yo? Seguro que no me conocéis. No. No me conocéis… A ver ¿quién soy yo?… ¡Ah, ja, ja, ja… Sí; ese soy yo!. ¿Sabéis que conozco a cada uno de vosotros? Yo os doy calor desde el día en que nacisteis aunque fuera invierno. Os doy la luz para que vuestros ojos puedan ver. Me oculto al atardecer para que podáis descansar. Dejo caer mis rayos en la tierra para que os den frutos. Y cuando os mojan las nubes os pinto el arco iris. Soy más viejo que el mundo y siempre soy el mismo. Conozco las vidas de todos vuestros antepasados. Os veo por el día y por la noche en el espejo de la luna. Uhmm… Aunque ella os asuste a mi me gusta veros reír. Porque yo soy muy alegre y me gustan mucho los niños. Pero estoy tan solo. Nunca viene nadie a visitarme porque vivo tan lejos. ¿Queréis vosotros venir a visitarme?… ¿Si? ¡Ah, que contento me pongo! Pues subid a la nave interestelar que voy a avisar a la torre de control… Aquí el sol llamando a la torre de control de Puertollano, cambio…

Control Aquí torre de control. Base de lanzamiento espacial de la Chimenea Cuadrá, listos para el despegue: 9,8,7,6,5,4,3,2,1,0. Hay problemas técnicos para el despegue, los niños de la tierra no cuentan… (Y por fin se produce el espectacular despegue)

Escena segunda.  Lupo y Diamantina a bordo de la nave

In off Erase que se era el día mas largo del año en un lugar del planeta tierra, cuando Lupo y Diamantina despegaron en la nave interestelar rumbo a los dominios del sol.

Diamantina Lupo; qué pequeña veo la tierra. Cómo me gusta este viaje.

Lupo Sabía que te gustaría dar un paseo por la Vía Láctea.

Diamantina ¿Verdad que no parece que las estrellas estén más cerca?

Lupo ¿Uy; qué dices, Diamantina. Si fuésemos a alguna de ellas no llegaríamos nunca.

Diamantina ¡Mira, mira un planeta! ¿Cual será?

Lupo Por los anillos que tiene debe ser Saturno. Pararemos un poco para descansar.

Escena tercera.   Aparición de la nave maléfica

Sombra del sol ¡Ah! ¡Burrumm! Soy el rey de la galaxia. Ja. Ja. Nadie se atreve a entrar en mis dominios. ¡Y el que se atreva… Si algún día alguien se atreve, lo aplastaré como a un gusano. ¡Ah, ja, ja, cómo me gusta estar solo y que todo sea para mí, para mí, para mí! No como ese sol tontorrón que se queja porque nadie lo visita. ¡Ah, ja, ja, a mí no me gusta tener amigos! Así no tengo que compartir nada con nadie. ¿Verdad niños que a vosotros no os gusta tener amigos? ¿Verdad que los amigos son un estorbo? ¿Verdad que no crean más que problemas?… ¡Eh! ¿Cómo que no? ¿Cómo que no? ¡Vosotros sois malos como yo!… Pues si no sois malos es que sois tontos. Ah, de Puertollano teníais que ser… ¿Sabéis lo que os digo? Cómo alguno de vosotros se atreva a viajar por mis dominios, lo aplastaré como a un gusano. Ah; que ganas tengo de que venga alguien para reírme de él. Ahumm, me voy a echar una siestecita a Plutón. Avisadme si algún intruso se acerca por aquí. ¡Ah, ja, ja, adiós feos! ¡Ah, ja, ja, burrumm! (y se va cual estrépito)

Escena cuarta.   Conocimiento de Seep el uranita

Lupo ¡Diamantina, Diamantina! ¿Donde se habrá metido? Mira que perderse aquí que no hay nadie. A ver, miraré por aquí… y también por aquí… y también por allí.

Seep Bxoin… (sin ser visto)

Lupo Qué ruido más extraño, parece de un extraterrestre.

Diamantina Hola Lupo. Je, je… ¿Te has asustado?

Lupo No me gastes eses bromas que me pongo muy nervioso.

Diamantina No bromeaba, recogía un ramillete de azucenas extratmosféricas.

Lupo ¿Y para eso tienes que hacer ruidos extraños?

Diamantina No hacía ningún ruido. (y se agacha)

Seep Bxoin…

Lupo ¡Eh! ¿Ya empiezas otra vez?

Diamantina ¿Lupo, qué ha sido eso?

Seep Bxoin…(gritan ambos y Lupo se echa a temblar)

Diamantina ¿Quién eres tú?

Seep Bxoin, bxoin…

Lupo Que ruidos más curiosos. Si por lo menos supiera hablar.

Seep Bxoin…

Diamantina ¿Cómo?… Dice que se llama Seep, que viene de Urano y quiere ser nuestro amigo.

Lupo ¿Y tú cómo sabes que dice eso?

Diamantina Porque habla en uranita, Lupo.

Lupo ¡Ah! Pues qué idioma tan raro.

Seep Bxoin…

Diamantina Ah, ja, ja. Qué gracioso que es. Dice que si vamos a hacer cabriolas en la nebulosa.

Lupo ¡Eh!… Bueno tú haz lo que quieras. Yo estoy cansado y voy a dormir un rato.

Seep Bxoin…

Diamantina Vale, vamos. ¡Uy que diver!

Escena quinta.   El rapto de Lupo

Sombra del sol ¿Qué es eso que ven mis ojos? ¡Que bicho tan raro! Uhmm, es tan feo como vosotros… Parece que está dormido. No hagáis ruido que lo vais a despertar. Le taparé la boca con un esparadrapo que le robé al sol. ¡Ya está! ¡Aufa; ahora si que está en mi poder! Je, je. ¿Sabéis, niños estúpidos, que mientras no hable, nada podrá hacerme? Je, je. Porque no hay nada que pueda contra mí, mientras no se pronuncie la palabra mágica “Sal solete”. Ah, burrumm. Me pone enfermo y me duele la cabeza. Ni yo mismo la puedo pronunciar. Ja, ja. Pero ahora no podrá decirla y nadie de vosotros lo podrá ayudar. Lo raptaré y lo esconderé en las manchas del sol. Allí, nadie lo podrá encontrar y permanecerá hasta morir quemado. Ah, ja, ja… (Vase relamiéndose)

Escena sexta.   Diamantina y Seep descubren el rapto

Diamantina Estoy deseando ver a Lupo para contarle lo que he visto. ¿Sabéis niños? Seep me ha llevado a la cola de un cometa y he visto estrellas dobles de maravillosos colores… ¿Pero, dónde se habrá metido? Juraría que se durmió aquí. Llamaré a Seep. Seep, Seep…

Seep Bxoin…

Diamantina ¡Eh! ¿Eso es cierto?

Seep Bxoin…

Diamantina Niños, dice que lo ha raptado el enemigo del sol. ¡Ay! ¿Y ahora qué podemos hacer?

Seep Bxoin…

Diamantina ¡Que vayamos a rescatarle? ¿Pero adónde?

Seep Bxoin…

Diamantina ¿En las manchas de sol? ¿Vosotros creéis que estará allí, niños?

Seep Bxoin…

Diamantina ¿Sabéis lo que os digo? Que no me da miedo la Sombra del sol y que voy a rescatar a Lupo donde quiera que esté. Vamos Seep. Subamos a la nave rumbo a las manchas del sol. (y vanse con la algarabía y fervor del público infantil)

Escena séptima.   Viaje de la nave maléfica

Sombra del sol ¡Ah, ja, ja! Cómo me gusta que la gente sufra y no se ría. Dentro de un ratito habremos llegado al sol y en poco tiempo nadie podrá encontrar a este mequetrefe porque se habrá derretido. Ja, ja, ja…

Escena octava.   Viaje de la nave buena y Seep

Diamantina Más deprisa Seep, tenemos que llegar antes de que a Lupo pueda ocurrirle algo.

Seep Bxoin, bxoin…

Escena novena.   Engullido solar de la nave maléfica

Sombra del sol Ya hemos llegado. Ja, ja. (al público) Niños idiotas; aprovecharé que el sol no ve bien de cerca para fingirme amigo y colarme dentro con mi prisionero.

Solete Hola amigos; que alegría que halláis venido a visitarme. Aunque no os pueda ver bien estoy muy contento de que estéis aquí.

Sombra del sol Hola tontorrón, digo… anfitrión, de todo lo que existe. Veras; venimos de muy lejos para conocerte y que no estés tan solo.

Solete Qué buenos que sois. Seguro que sois muy guapos. Pasad, pasad y acomodaos como si de vuestra propia casa se tratara.

Sombra del sol ¡Ah! Ja, ja. ¡Vamos dentro!

Solete Un momento amigos. Veo dos bultos y solo oigo una voz. ¿Es que uno de vosotros no quiere saludarme?

Sombra del sol (Finge otra voz) Cómo no; esplendoroso y resplandeciente astro. Es que anoche mientras dormía me picó un mosquito venusiano y ando un poco acatarrado.

Solete Pues pasad sin más demora y calentaos con cuidado no os vayáis a socarrar con alguna de mis manchas ígneas.

Sombra del sol Si, si, mejor será que entremos ya.

Escena décima.   Engullido solar de la nave buena y Seep

Diamantina ¿Seep; cómo calienta el sol?

Seep Bxoin…

Solete Bienvenido Seep, siempre te conozco por tu forma de hablar… Pero: ¿Quién viene contigo? Porque a juzgar por la silueta que vislumbro, debe ser una niña muy guapa.

Diamantina Me llamo Diamantina, vengo del planeta tierra y estamos buscando a nuestro amigo Lupo que ha sido raptado por tu Sombra.

Solete ¿Mi Sombra dices?

Seep Bxoin…

Solete ¡Ah; ya entiendo Seep! ¿Y tú dices que están escondidos aquí?

Diamantina ¿No los has visto pasar?

Solete Uhm; ahora que me pongo a pensar, sí que han pasado dos que decían ser amigos… y era un poco extraño; sus voces me han parecido la misma. Pero no le he dado importancia creyendo que serían gemelos. Es posible que mi Sombra me la haya vuelto a jugar.

Seep Bxoin…

Solete Bien; en vista de lo cual, os dejaré pasar gustoso y os revelaré el único antídoto que yo mismo he creado contra mi Sombra.

Diamantina ¿Antídoto?

Solete Sí; querida amiguita. Solo pronunciando la palabra mágica “Sal solete” tendréis el poder necesario  para hacer que mi sombra deje de ser mala y se convierta en el más dócil de mis corderos.

Diamantina ¿Sal Solete?

Solete ¡Eso es!

Seep Bxoin…

Solete Gracias Seep. Tu sabes que siempre seréis bien recibidos en mi palacio. Pero no perdáis tiempo y comprobad  si vuestras sospechas son ciertas. Pasad, pasad.

Escena onceava.   La Sombra y Lupo en el interior del Sol

Sombra del sol Bien; ja, ja. (A Lupo) Tú mequetrefe te quedarás aquí encerrado hasta que te derrita el calor. Ja, ja. Nadie sabrá jamás qué fue de ti y a nadie podrás contar lo que viste en la galaxia. De este modo; yo, la Sombra del Sol, seré el único ser que conozca las maravillas que su dueño tontorrón creó para que sus criaturas las vieran. Sería terrible que tú (a Lupo) volvieras a tu estúpido planeta contando cosas para que alguno coja el telescopio para verlo todo sentadito en el patio de su casa cuando es de noche. ¡Ah! Brrmm; se me pone el pelo de punta solo de pensarlo. Menos mal que te he raptado a tiempo. (Al público) ¡Como haré con todo el que ose venir por aquí! Así seguiré siendo yo, el único que ha visto estas maravillas. Ja, ja. (Yéndose, a Lupo) ¡Vamos, camina! (Al público) No vaya a ser que estos niños idiotas se enteren de algo.

Escena doceava.   Diamantina y Seep en el seno del sol

Diamantina Uy, Seep ¿Cómo podremos encontrar a Lupo en un sitio tan grande?

Seep Bxoin…

Diamantina Miraremos por aquí, y ahora por aquí. Y por aquí también, y también por aquí.

Seep Bxoin…

Diamantina ¡Ah, Seep! Yo también estoy cansada de tanto viajar.

Seep Bxoin…

Diamantina ¿Que pronuncie la palabra mágica? Sí; claro que sí, esa es la solución. (Hace como si… pero lo ha olvidado) ¡Oh, Seep, la he olvidado!

Seep Bxoin…

Diamantina No te pongas nervioso y trata de recordar.

Seep Bxoin…

Diamantina Nada. No consigo acordarme yo tampoco.

Seep Bxoin…

Diamantina Buena idea Seep; preguntemos a los niños que nos miran. ¡Niños! ¿Sabéis la palabra mágica? ¿Cual?… ¡Sí; eso es! La pronunciaré con claridad y la Sombra del Sol se hará buena y nos dirá dónde está Lupo:  ¡SAL SOLETE! ¡SAL SOLETE!

Escena treceava.   Rescate de Lupo y lamentación de la Sombra

Sombra de Sol ¡Ah; qué dolor de cabeza! ¡Quién a pronunciado esa palabra? ¡Ah; no lo puedo soportar!

Diamantina ¡Sal solete! ¡Sal solete!

Sombra del sol ¡Ah! Buaaa… (llora) Por qué habéis hecho esto? Buaaa… Ya no podré ser más la Sombra del Sol. Ahora tendré que ser bueno y hacerme amigo de la gente. Buaaa, buaaa…

Lupo ¡Diamantina!

Diamantina ¡Lupo! (se abrazan)

Lupo ¡Qué valiente eres! No volveremos a separarnos… Iremos a la tierra y contaremos a todo el mundo que el Sol es bueno y que en su interior habitan maravillas. Que el Sol quiere ser nuestro amigo. Y construiremos una nave más grande en la que quepa mucha gente.

Diamantina Sí; y vendremos todos los años cuando se acerque el verano en la noche de S. Juan.

Lupo Así, el Sol, no se sentirá tan solo.

Diamantina Y veremos a Seep. Y la Sombra no lo podrá impedir.

Sombra del sol ¡Ay! Perdonadme. Aunque, muy a mi pesar, ya no podré raptar a nadie, ni podré llamar idiotas a los niños de la tierra.

Lupo Te perdonamos, Sombra del Sol. ¿Verdad, niños? Y decretamos que te escondas para siempre en el lugar que Seep te ordene.

Sombra del Sol Sí; me iré con Seep. Pero no contéis a nadie lo que ha sido de mí.

Seep Bxoin…

Diamantina Está bien, a nadie relataremos los actos de tu maldad.

Lupo ¡Que Seep te lleve al último rincón de las sombras, donde permanecerás hasta que entiendas el valor de la amistad.

Sombra del Sol Sí, sí, buaaa… (vase lloriqueando)

Seep Bxoin… (vase despidiéndose)

Lupo y Diamantina ¡Adios Seep! ¡Hasta la vista, amigo!

Diamantina ¡Volvamos a la Tierra a contar las maravillas!

Escena catorceava.   Salida del seno del Sol y despedida

Solete ¡Adiós amiguitos; volved pronto! Decidle a los niños de mi planeta Tierra que jueguen y se diviertan para que yo los vea.

Lupo y Diamantina (A bordo de la nave) ¡Adiós, Sol  solete! ¡Hasta pronto!

TELONCILLO

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: